fbpx
enfrentar el estrés del ENARM

Enfrentar el estrés del ENARM

No pongas tu vida en riesgo

Metilfenidato, modafinilo, apomoxetina, anfetaminas, son sustancias que los médicos comúnmente utilizan con el objetivo de mejorar las funciones cognitivas y enfrentar el estrés del ENARM. Sin embargo, como profesionales de salud deberíamos de estar conscientes de que dichos fármacos no están diseñados con ese fin y utilizarlos puede resultar contraproducentes.

Los medicamentos estimulantes fueron diseñados para tratar trastornos psiquiátricos. Se han probado e investigado únicamente en ese contexto y no hay evidencia de que ejerzan algún efecto benéfico en sujetos sin condiciones como el TDAH. Por otro lado tales sustancias están asociadas a diferentes efectos adversos y a fin de minimizar riesgos se requiere de evaluación médica antes de ser prescritas. Por lo tanto no solo resulta inútil hacer uso de ellas sino que compromete la salud. Está demás decir que es un riesgo que no vale la pena y no propicia el éxito en el examen nacional.

Ya eres un ganador

Uno de los puntos más importantes para lograr aprobar el examen nacional es mantener la mejor actitud en todo momento. Desde el momento en que decides presentar el examen debes estar consciente de que eres completamente capaz de tener éxito. A pesar de lo difícil que resulte estudiar y lo incierto del futuro, mantener una actitud negativa hacia el examen es equivalente perder la batalla antes de que empiece. De manera que sin importar la angustia y el miedo que produzca el reto, recordarte a sí mismo que puedes lograr la meta, es la mejor manera de encontrar la fuerza para enfrentar el estrés del ENARM cuando llegue el momento decisivo.

El fracaso no es el fin del mundo

El modelo de la medicina en país nos orilla a presuponer que todo nuestro futuro se basa en el resultado de un examen. Sin embargo, dicha suposición es totalmente errónea. El examen es una prueba de muchas que se enfrentan en la vida profesional y no determina nuestro futuro. Aprobarlo no es garantía de que se logrará ejercer una especialidad médica. A su vez el no aprobarlo en una o múltiples ocasiones no nos condena a ser médicos generales para siempre, ni a no tener una carrera exitosa.

Presentar el examen nacional implica tanto esfuerzo y dedicación que no aprobarlo parece la peor desgracia. Pero está de más decir no es así. Hay miles de adversidades y problemas mucho peores en el mundo que no aprobar un examen. Cada persona enfrenta el fracaso de manera muy particular. Pero es natural para todo aspirante que no aprueba el examen sentirlo como una pérdida dolorosa. Los sentimientos de tristeza, culpa, decepción, ira, frustración, miedo o vergüenza no se pueden evitar. Somos seres humanos y como tal no podemos evadir las emociones.

La vida sigue

La manera de superar la situación es dejar que las emociones fluyan. Hay que darse un tiempo de reflexión y de duelo. Se dice que el tiempo lo cura todo y es verdad. Ya que lo único definitivo en la vida es la muerte. Tomate el tiempo que sea necesario para aliviar el dolor de haber fracaso. Te aseguro que cuando dichos sentimientos se controlen, te darás cuenta de lo obvio. La vida sigue, el examen se puede presentar cada año, y por supuesto que al presentarlo de nuevo estarás mejor preparado. Mientras se mantenga la intención de superar el reto los tropiezos y problemas que se presenten no serán insuperables. Tanto en el examen nacional como en cualquier reto profesional, los errores y fracasos nos brindan la oportunidad de aprender y mejorar. El único error sin solución que podemos cometer es rendirnos. No te rindas y podrás enfrentar el estrés del ENARM sin problemas.

Sigue las notas para descubrir más recomendaciones para el ENARM y da clic en la siguiente liga donde encontrarás material útil en tu preparción http://www.cursodrprieto.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¡Comparte!

Follow by Email
Facebook
Instagram